CULTURA PARA HOY Y PARA EL FUTURO

Patrimonio es una palabra que encierra una variedad de significados. Según el Diccionario de la Real Academia Española, su primera acepción es “hacienda que alguien ha heredado de sus ascendientes”. Aventúrate en esta nota para conocer la especial denotación que le confirió la Unesco a este término.

¿Sabías que el campus central de la ciudad universitaria de la Universidad Autónoma de México tiene una historia y una belleza tales que su valor se extiende a la humanidad toda? Así es, por que desde el 2007 este lugar se incluye entre los bienes culturales del Patrimonio Mundial.

Los bienes inestimables e irremplazables de las naciones, tal como los describe la Convención para la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural, son aquellos recursos cuyo menoscabo significaría una pérdida inigualable para la totalidad de la humanidad. Este tratado data de 1972 y se inscribe en el marco de la Unesco. Desde 2016, ya son 192 los países que lo ratificaron y que comenzaron a trabajar por la preservación de su naturaleza y su historia.

Cada uno de los bienes que se incluyen en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco se considera de interés de todas las personas y su cuidado atiende también a las generaciones futuras. Hoy los sitios que se enumeran en dicha lista suman un total de 1092. Se encuentran clasificados en tres categorías: bienes culturales (que incluye la mayoría de los bienes, albergando 845), bienes naturales (con 209 bienes) y bienes mixtos (apenas 38).

Desde bosques y desiertos, pasando por lagos y montañas, hasta edificios y ciudades enteras, el Patrimonio Mundial abarca una diversidad de espacios localizados en más de 163 Estados diferentes. Italia y China son los países que lideran la lista, con 54 y 53 sitios respectivamente. Les siguen España, Alemania y Francia. En Latinoamérica, México es el lugar que cuenta con una mayor cantidad de Patrimonio Mundial, teniendo 35 espacios reconocidos por la Unesco bajo este carácter.

La idea de constituir un Patrimonio Mundial tiene uno de sus primeros afluentes en la campaña internacional que la Unesco lanzó en 1959, cuando el gobierno egipcio tuvo la voluntad de construir una presa que dejaría sepultados bajo el agua, entre otros tesoros, los templos de Abu Simbel. A partir de la intervención de la Unesco, se logró que fueran trasladados a un territorio más elevado y que, a la vez, la reconstrucción efectuada fuera por completo minuciosa. La comunidad internacional no solo se hizo presente con su movilización, sino que también participó costeando la mitad de los gastos requeridos para la empresa.

Y, tal como afirma la Unesco, la relación entre el Patrimonio de la Humanidad y el desarrollo sostenible es clara. Lo cierto es que la preservación del Patrimonio Natural y Cultural implica una contribución trascendental al desarrollo de ese sitio y, por lo tanto, también al desarrollo de su entorno.

Por ejemplo, en 1980 las fortificaciones de la costa caribe de Panamá fueron registradas como Patrimonio Mundial. La importancia de este conjunto arquitectónico reside en sus particulares características, propias de los diseños militares que desarrolló el Imperio Español entre los siglos XVII y XVIII. La acción de la Unesco tuvo el objeto de reparar el gran daño acaecido en esta zona y contribuir, de esta manera, a su sostenibildad. Por cuestiones medioambientales, falta de mantenimiento y un desarrollo urbano colindante descontrolado, las fortificaciones habían comenzado a decaer. En este sentido, el reconcomiendo hecho por la comunidad internacional, generó la sanción de leyes protectoras.

El Patrimonio de la Humanidad busca resguardar la cultura mundial y asegurar que pueda transmitirse de generación en generación. Cada uno de los sitios consignados en la Lista de la Unesco se reviste de un nuevo valor para nuestros ojos. Pero… ¿cuántos recursos culturales y naturales hay en nuestro planeta que aún no han sido estimados como deberían?

UN PROTOCOLO COMÚN PARA LAS CONTRATACIONES PÚBLICAS DEL MERCOSUR

¿Qué piensas sobre el Protocolo de Contrataciones Públicas del Mercosur? Descubre los elementos clave para comprender de qué se trata esta nueva regulación.

Con el objeto de promover el desarrollo sustentable, Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay acordaron abrir sus mercados a empresas extranjeras (de los países pertenecientes al bloque) para las compras públicas. El protocolo se firmó el 21 de diciembre del 2017 y fue iniciativa del Ministerio de Producción de Argentina.

¿Qué impacto tendrá esta decisión? Las empresas ampliarán significativamente sus oportunidades de venta y, considerando que las compras asumidas por los Estados constituyen alrededor del 15% de su PBI, esto redundará en un beneficio para toda la población. 

La transparencia es el eje transversal del tratado, que, complementariamente, se sostiene en los principios de igualdad, imparcialidad, legalidad, publicidad, entre otros. En la actualidad, todos estos principios son básicos y forman parte de un espacio jurídico que trasciende las fronteras nacionales. 

En el artículo 21, sobre el sistema de informaciones, se evidencia claramente esta voluntad. La regla dispone que cada uno de los países deberá recabar estadísticas y publicar un informe anual sobre los contratos adjudicados. Lo mismo sucede en el artículo 26 en el cual, respecto de la publicidad de los resultados de las licitaciones, se fija que todos los proveedores y prestadores deberán tener acceso a “toda la información relativa al procedimiento de contratación y, en especial, a los fundamentos de la adjudicación y de las características relativas de la oferta ganadora”. 

Otro aspecto interesante de la normativa es el que se pronuncia en su artículo 4, sobre el trato de nación más favorecida. Al respecto, establece que “cada Estado Parte otorgará inmediata e incondicionalmente a los bienes y servicios y obras públicas y a los proveedores y prestadores de cualquier otro Estado Parte un trato no menos favorable de aquel que conceda a los bienes y servicios y obras públicas y a los proveedores y prestadores de cualquier otro Estado Parte o de terceros países.”

Y en tanto al trato nacional, los Estados se comprometieron a otorgar a los bienes, servicios y obras públicas y a los proveedores y prestadores extranjeros un trato igual de favorable que a los suyos. Esto incluye la no discriminación en la calificación de los oferentes.

Ingresa al Protocolo de Contrataciones Públicas del Mercosur y descúbrelo en su totalidad. Y entonces dinos, ¿qué piensas?

 

CONOCE LAS METAS PARA PROMOVER SOCIEDADES MÁS JUSTAS, PACÍFICAS E INCLUSIVAS

Según el Objetivo del Desarrollo Sustentable 16 de Naciones Unidas se prevé la adopción de políticas públicas para todos los gobiernos directamente relacionadas con el derecho administrativo a escala global ( fuente: http://www.un.org/sustainabledevelopment/es/peace-justice/ )

En efecto según el Informe del Secretario General realizado en el año 2017 denominado “Progresos en el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible” se contemplan problemas propios del derecho administrativo, entre ellos:
1.- Los reglamentos y procedimientos opacos, engorrosos e ineficientes alimentan las oportunidades para que funcionarios corruptos exijan sobornos o pagos extraoficiales. En 2015, más del 18% de las empresas de todo el mundo informaron haber recibido al menos una solicitud de pago de soborno. Este porcentaje de empresas en países de ingresos bajos y medios ascendía al 25%, en comparación con el 4% en países de ingresos altos.
2.- A fin de proporcionar una base firme para el desarrollo, los presupuestos gubernamentales deben ser integrales, transparentes y realistas. Si bien el gasto en casi 2 de cada 3 países no superó el 10% del presupuesto nacional original, en más de 1 de cada 7 países se desvió en al menos un 15%. Sin embargo, la fiabilidad presupuestaria ha mejorado con el tiempo, pues alrededor de 8 de cada 10 países de Asia Meridional y Asia Oriental y el Pacífico mostraron mejoras.
2.- La legislación que exige la libertad de información ha aumentado constantemente, pero sigue siendo preocupante la lentitud o ineficacia de la aplicación de esas leyes. Más de 110 países han aprobado leyes y políticas sobre la libertad de información. Sin embargo, las evaluaciones de expertos indican que 47 de esos países no cuentan con disposiciones jurídicas claras para las excepciones a ese derecho, mientras que otros 47 países carecen de disposiciones suficientes para la educación pública.

Para ello se fijaron una serie de metas en el ODS 16 que tienen un vínculo directo con el derecho administrativo, como son:
16.3 Promover el estado de derecho en los planos nacional e internacional y garantizar la igualdad de acceso a la justicia para todos
16.5 Reducir considerablemente la corrupción y el soborno en todas sus formas
16.6 Crear a todos los niveles instituciones eficaces y transparentes que rindan cuentas
16.7 Garantizar la adopción en todos los niveles de decisiones inclusivas, participativas y representativas que respondan a las necesidades
16.10 Garantizar el acceso público a la información y proteger las libertades fundamentales, de conformidad con las leyes nacionales y los acuerdos internacionales

Capacítate en Derecho Administrativo y adquiere conceptos, principios e instrumentos de práctica jurídica que serán de gran utilidad para comprender y apropiarse de estas nuevas tendencias internacionales. Conoce nuestro programa