INSPÍRATE CON LA RSE DE ESTOS GIGANTES

¿Qué tienen en común Microsoft, The Walt Disney Company, Google y BMW? Si tú también estás convencido de que la RSE es el factor distintivo de las empresas en el siglo XXI, lee esta nota de principio a fin y descubre las estrategias más innovadoras e impactantes.

A fines de 2017, la revista Forbes publicó un listado con las 10 empresas del mundo que implementan las mejores políticas de Responsabilidad Social Empresaria. Las primeras del podio llaman la atención por su variedad: Microsoft, The Walt Disney Company, Google y BMW.

Las tácticas del gigante informático abarcan diversos temas: desde innovación, pasando por diversidad e inclusión, derechos humanos, ayuda filantrópica y medio ambiente, hasta el compromiso con el desarrollo de una informática de confianza. Uno de sus principales es que con el progreso de Microsoft, progresan también las comunidades que lo rodean. Es por ello que dentro de sus estrategias fundamentales está el pensar constantemente a quién alcanzan, cómo llegan a esas personas y hacia dónde quieren llegar junto a ellas. Hoy enfocan sus esfuerzos en las empresas que pertenecen a minorías y mujeres, invirtiendo en el desarrollo de los próximos líderes de la industria tecnológica.

Sin dudas, la creatividad es uno de los valores que mejor representa a The Walt Disney Company, que cada año nos hechiza con grandes historias narradas de una manera excepcional.  Su originalidad en tanto a RSE radica en un estilo digno de imitar: la fijación de metas ambiciosas pero alcanzables, que ponen en movimiento los mayores bríos de sus trabajadores para llegar a ellas. Porque, tal como sostienen, “las metas son una importante herramienta que ayudan a guiar nuestras ambiciones y a medir nuestros avances”. Por ejemplo, dentro de su compromiso con el medio ambiente encontramos tres objetivos claramente definidos: lograr cero emisiones de gases invernadero, lograr cero residuos y conservar los recursos hídricos.

Por su parte, Google pisa fuerte en la educación de jóvenes que no tienen acceso a una formación de calidad por limitaciones económicas o sociales. Además, también en este sentido, brinda programas de alfabetización a niñas de África y Afganistán. La clave, para Google, es que sus tecnologías estén también al servicio de empoderar a los colectivos excluidos. Otro aspecto digno de resaltar es que la RSE de Google no solo se orienta hacia afuera: los trabajadores de la corporación gozan de privilegios solo soñados por empleados de otras empresas. Tiempo laboral destinado exclusivamente a la recreación, casi 5 meses de licencia por maternidad y 2 meses de licencia por paternidad, la posibilidad de tener los dispositivos tecnológicos que Google produce y con los que trabaja…

BMW es la líder mundial en sostenibilidad. En este sentido, su política es integral: la sostenibilidad forma parte de su estrategia de negocio, lo que quiere decir que cada uno de sus proyectos debe ser plausible de medición en términos de desarrollo sostenible. La protección del medio ambiente a través del uso responsable de la energía es parte de su visión como empresa.

Si, además de la relevancia de la que invisten su compromiso con la sociedad, estas empresas tienen algo en común, es que sus políticas de RSE están orientadas al futuro. Dan soluciones a los problemas de hoy, pero con el objeto de que el impacto de esas pequeñas acciones sea sobre todo aprovechado por las generaciones de los próximos tiempos.

¿Y por qué es importante que las compañías inviertan en RSE? La consultora Reputation Institute dio a conocer en su Informe 2016 que más del 40% de la reputación de una corporación se basa en la percepción de su comportamiento responsable. El potencial que tienen las compañías de incidir en su entorno para generar cambios significativos es enorme y esta realidad les otorga una fuerte responsabilidad en la construcción de un mundo mejor. ¿Qué estrategias estás implementado tú?