EDUCACIÓN SUPERIOR Y SU ACCESO DESIGUAL

El acceso a la educación superior se ha incrementado en los últimos años. Sin embargo, muchas personas siguen sin tener la posibilidad de educarse incluso en niveles más básicos. La desigualdad social se experimenta fuertemente en este ámbito.

El derecho a la educación es uno de los derechos humanos fundamentales y, prósperamente, cada vez son más las personas que tienen la posibilidad de acceder a la educación superior. Los números son esperanzadores: en 53 años, la Tasa Bruta de Matrícula aumentó en 185 millones.

No obstante el notable y valioso incremento, las diferencias que se presentan en la tasación de las distintas regiones del globo dan cuenta de una profunda desigualdad social. Por ejemplo, América del Norte y Europa Occidental superan el 75% de la tasa de matrícula, mientras que en Asia el porcentaje no alcanza el 30% y en África Subsahariana el total de personas matriculadas en el nivel superior, solo es del 8%.

La pobreza, el desempleo, la discriminación por motivos de género, religión, etnia o clase social, son algunos de los factores que inciden en la posibilidad de acceso a las carreras terciarias o universitarias. Por otro lado, la inversión pública en educación constituye uno de los aspectos centrales para la promoción y garantía de este derecho.

América Latina y el Caribe, por su parte, presentan un 44% de tasa de matrícula y, en general, la tendencia mundial de aumento de los números, también se ha manifestado en los países de esta región. Argentina es el país latinoamericano con más porcentaje de estudiantes universitarios matriculados, sosteniendo un 80% de tasa de matrícula. Lo siguen Chile y Venezuela, con el 79% y 78% respectivamente. Honduras se encuentra entre los que menos porcentaje presenta, con solo el 21%.

La desigualdad social en materia económica es la principal causa de la brecha en el acceso a la educación superior en los países latinoamericanos. Cuando solo el 15% de las personas de bajos recursos comienza sus estudios universitarios, más del 50% de los integrantes de clases sociales más altas acceden a este nivel.

Decídete por el Diplomado en Defensa Internacional de los Derechos Humanos y cambia la historia. Conoce nuestro programa y sé parte del cambio